playa_los_botes
0

Uruguay&Surf – Punta del Este

Sinceramente, cuando decidimos ir a Punta del Este, no esperábamos tanto de esta zona de Uruguay. La intención era conjugar Surf, Playas y buen tiempo y en los tres aspectos dimos en el objetivo al 100%. La tradición de las olas uruguayas es legendaria y tengo que decir, que está justificada. La primera impresión cuando aterrizas en el aeropuerto internacional de Punta del Este, es la de una zona, con grandes edificios pegados a la playa donde el turismo es la pieza angular. Pero Punta del Este te ofrece mucha variedad y conforme te vas alejando de la ciudad, dirección a Brasil, vas descubriendo lugares y zonas espectaculares y donde el turismo se percibe de otra manera.

La Paloma, La Pedrera y alrededores

Nos habían hablado de La Paloma, como pueblo donde poder instalarnos y recorrer toda la zona. La Paloma es un pueblo pequeño,  pescador y que le rodean gran cantidad de playas, tanto en el propio pueblo como a muy pocos kilómetros. Menos las del pueblo, la mayoría de las playas hay picos surfeables, además como se encuentran en diferentes orientaciones, según el viento y tamaño puedes encontrar las mejores condiciones. Si necesitáis alquilar tablas, teneis que ir a Peteco Surf Shop, en la calle principal. Buenas tablas para alquilar y para comprar también, fabricación propia y muy buen ambiente. Una playa recomendable es la playa de los Botes, además por sus olas por la calidad de la playa y sobre todo su chinrigo El Mareo, muy buen ambiente, mejores mojitos y una puesta de sol excelente.

Pero si la Paloma es un lugar muy interesante, si quieres, además de estar en la playa tranquilo estar en un sitio con ambiente, gente joven y fiesta por la noche, el lugar es La Pedrera. Y si vais en Carnaval, es indispensable estar allí. Muy cerca de La Paloma, a unos 10km, se encuentra este pueblo, con dos grandes playas, La Aguada (entre La Paloma y La Pedrera) y la que está en el propio pueblo. Ambas tienen muy buenas olas y si no hay mucho viento las condiciones son casi perfectas. La Pedrera es un pueblo mucho más joven, donde el ambiente después de un día de playa está asegurado y que hasta altas horas de la madrugada, puedes encontrar cosas que hacer.

 

Punta del Diablo

La Paloma y La Pedrera son dos pueblos excelentes, pero nos habían hablado de un lugar, casi salvaje, donde la luz y agua llegaron hace unos años y donde hay mucha tradición surfera. El sitio es Punta del Diablo, a unos 100km de La Paloma y muy cerca de la frontera con Brasil. Lo que nos habían hablado es cierto, el sitio es muy salvaje, con puestos, restaurantes y casas pero sin ninguna sensación de estar en un sitio turístico. Es un pesquero, que ha ido creciendo poco a poco (como ha podido) y que tiene grandes playa con dunas, donde hay dos picos, con muy buenas olas. Si quieres alquilar, en la misma playa hay un puesto, donde puedes alquilar tablas no demasiado malas (curioso estar hablando con un Uruguayo sobre las posibilidades de Aritz Aramburu en el circuito). Hay que decir que si sale viento, los playas no están protegidas y normalmente a no ser que sea off-shore, está muy revuelto.

 

Cabo Polonio

Entre La Paloma y Punta del Diablo, se encuentra Cabo Polonio, un pequeño pueblo donde la electricidad es un bien escaso y donde se ha respetado a la naturaleza, hasta convertirlo en un reclamo turístico. Aunque el pueblo es sensacional, la sensación es que es demasiado ficticio, esperabamos encontrar un pueblo hippie y salvaje y nos encontramos con un sitio precioso pero donde el turismo estaba más organizado e implantado. Entiendo que es la única manera de respetar el lugar pero le quita cierto encanto. Para acceder, sólo puedes acceder con 4×4 o con un transporte que te lleva hasta el pueblo (30 minutos de camino). El pueblo es genial, precioso, dan ganas de quedarse un buen tiempo allí, con casitas desperdigadas, pequeños bares y restaurantes y dos grandes playas que recorren toda la cosa. Buenos picos, y playas en ambas orientaciones, lo que te permiten elegir el mejor sitio. Hay un sitio de alquiler de tablas, preguntar que rápidamente llegaréis. Dan ganas de quedarse un tiempo y no creo que tarde mucho en pasar una noche allí.

Punta del Este

Para acabar el viaje y como el vuelo salía muy tarde por la noche, decidimos pasar la tarde por Punta del Este. Como decía al principio, es una ciudad con gran cantidad de playa por todos los lados. Desde 30km antes de llegar a la ciudad, vas recorriendo pueblos y una playa continua que nunca acaba. De camino hay pueblos interesantes, uno es San Ignacio, muy recomendable aunque el perfil de gente es un poco adulto. Punta del Este, es una gran ciudad, con tiendas, bares, restaurantes pero teniendo en cuenta todo lo que hay alrededor, no merece tanto la pena. Eso si, si te gustan los grandes hoteles y la fiesta o tienes un buen barco, este es el lugar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *